• Músicos SUTM

La fama, no siempre es el éxito.


Todos anhelamos el reconocimiento a nuestro quehacer en la vida, y en esa búsqueda, empezamos a perder el rumbo; quisiéramos ser los más conocidos y admirados por todos... lo que nos llevaría a ser famosos, a recrearnos en nuestro ego para empezar a olvidar lo que realmente tiene sentido y verdad.


Aceptemos que la fama -en la mayoría de los casos- es temporal, ya que su fundamento principal está en la publicidad.


Recordemos cuántos famosos hemos conocido a través de la historia, que sus vidas han estado vacías, tristes y sin un contenido real. Olvidaron su vida personal, su familia, sus amigos y paradójicamente; se olvidaron de ellos mismos.


No confundamos la fama con el éxito: Ser exitoso es estar satisfecho de tener salud, trabajo, una familia que nos ame y a su vez amarla. Tener amigos con los cuales compartir nuestras ideas. Esforzarnos por ser mejores como hijos, como padres, como hermanos, como pareja, como amigos, sin buscar superar a los demás, porque eso se convierte en soberbia.


Hagamos una reflexión:

Cuando empecé a tocar la batería a los 11 años, quería ser el mejor del mundo ¡Ser famoso! Después de algunos años me di cuenta que esta búsqueda era muy difícil, entonces pensé en ser el mejor de México y pasó lo mismo, seguía siendo muy difícil. Además ¿Mejor ante los ojos de quién? Siempre hay uno mejor para cada persona, es cuestión de gusto.


Esto me hizo decidir en tratar de ser mejor, conmigo mismo, cada día.

Busquemos el éxito en nosotros mismos, en nuestro interior; reconozcamos nuestros propios logros día con día, no nos descalifiquemos; hay tantos motivos en todo momento para tener éxito, que yo relacionaría el éxito con la felicidad, porque son conceptos que se tienen que buscar cada segundo que vivimos.


Por ejemplo:

En este momento me siento exitoso y feliz, por haber podido ordenar mis ideas para compartirlas con mis lectores y amigos.


El éxito depende de nosotros y de nuestro esfuerzo en cada momento, pero siempre cuidando nuestros valores fundamentales como seres humanos.

Nos vemos en la próxima.


Por: Salvador Merchand, nuestro Secretario Adjunto de Educación y Asuntos Culturales.

© 2020 por Músicos SUTM.

Prohibida su reproducción total o parcial.